Guía para las visitas virtuales para pacientes de fisioterapia

Las visitas virtuales de fisioterapia son una excelente manera de garantizar que usted pueda establecer y mantener sus objetivos de fisioterapia en un momento en el que no puede visitar nuestros centros. Si bien estas visitas tienen algunas limitaciones, hay maneras de maximizar esta experiencia para aprovechar al máximo su programa de terapia.

¿En qué consiste una visita virtual de evaluación inicial?

Una visita virtual de evaluación inicial es similar a una visita en persona y consistirá en lo siguiente:

Una breve introducción y descripción general del formato

Antecedentes del paciente. Aquí es donde un fisioterapeuta hará preguntas sobre sus síntomas, cómo surgieron y qué actividades y movimientos empeoran o mejoran los síntomas, además de repasar sus antecedentes médicos.

Examen físico ortopédico. Este es un examen basado en movimientos en el que un terapeuta lo guiará a través de una serie de movimientos y documentará cualquier cambio en sus síntomas. Aquí haremos algunos ejercicios de prueba y observaremos cómo esos ejercicios afectan sus niveles de dolor o de fuerza y movimiento.

Revisión y plan de tratamiento. A esta altura, revisaremos los hallazgos y los ejercicios que deberá realizar en su hogar, así como nuestro plan para el futuro. Esta es también una oportunidad para hacer preguntas y abordar cualquier inquietud.

¿En qué consiste una visita virtual de seguimiento?

Una visita virtual de seguimiento es similar a una visita en persona y consistirá en lo siguiente:

Revisión de síntomas y movimientos. Un fisioterapeuta o asistente fisioterapeuta volverá a controlar sus síntomas y su movilidad para verificar su progreso.

Revisión de ejercicios. Un fisioterapeuta o asistente fisioterapeuta revisará los ejercicios que se le asignaron durante su consulta inicial. Esta es una oportunidad para verificar que esté haciendo los ejercicios correctamente, evaluar el efecto que tienen en sus síntomas y abordar cualquier pregunta o inquietud.

Actualización de los ejercicios. Se actualizarán sus ejercicios y se agregarán movimientos nuevos/más difíciles según sea necesario.

¿Cómo funciona un examen físico en video?

La cámara de su teléfono o computadora portátil es más que suficiente. Solo necesitamos 3 ángulos de cámara para evaluar completamente su movimiento. Lo único que debe hacer es ajustar la altura de su dispositivo. Estas son las tres posiciones:

1. Vista desde el piso: apoye su teléfono o computadora portátil en el piso (contra una pared u otro objeto).
2. Vista desde la silla: apoye su teléfono o computadora portátil sobre una silla
3. Vista desde el escritorio: apoye su teléfono o computadora portátil sobre un escritorio o una mesada (quizás deba colocar un libro o una taza de café sobre la mesa para evitar que se caiga el teléfono)

Con solo estas tres vistas, podemos probar y registrar numerosos movimientos en distintos ángulos. Así serían estas 3 vistas:

Vista desde el piso
Vista desde la silla
Vista desde el escritorio

¿Cómo me preparo para mi visita virtual de fisioterapia?

La preparación antes de la visita virtual es clave para lograr un resultado exitoso. Estos son algunos elementos que debe tener listos:

Encuentre una habitación o área tranquila y privada en su hogar. Queremos estar en un área sin distracciones, lo que incluye las distracciones digitales. Silencie los teléfonos, los televisores, las computadoras, etc.

Asegúrese de que la habitación esté bien iluminada.

Asegúrese de usar un teléfono o una computadora confiable durante la llamada. El equipo debe estar completamente cargado y debe tener acceso a Internet/wifi.

Use ropa cómoda y holgada. Si vamos a examinar su rodilla o tobillo, use pantalones cortos. Si vamos a examinar su hombro/brazo, lo mejor sería una camiseta sin mangas o de mangas cortas.

Asegúrese de que haya un contacto de emergencia cerca. Si bien es muy poco probable que se produzcan efectos adversos del ejercicio y el movimiento durante una visita virtual, es recomendable tener a alguien cerca en caso de emergencia, si es posible. Si esto no es posible, denos un contacto de emergencia que esté disponible.

Prepare el equipo. En términos generales, se necesita muy poco equipo. Sin embargo, hay algunos objetos que resultan útiles. Téngalos listos antes de su visita. Si no tiene todos estos elementos, no se preocupe. Podemos trabajar con lo que tenga disponible:

Una toalla enrollada o un rollo lumbar (como en la siguiente imagen, específicamente para problemas de la espalda baja)

rollo lumbar
toalla

Al menos una silla, pero preferentemente dos (las sillas deben estar firmes y la altura de una de ellas debe alcanzar la mitad de la espalda o la línea del sostén)
Un cinturón o una correa (también puede ser una sábana o una toalla)
Un escritorio o una mesada
Pelota pequeña (como una pelota de fútbol)
Un peso ligero. Podría ser un galón o medio galón de leche/agua, mancuernas, pesas, banda de resistencia o, incluso, un libro pesado.
Cojín grueso y suave. Se utiliza para las posiciones de rodillas, para proteger las rótulas.
Espacio suficiente para poder moverse, estirarse y acostarse en el piso.
Una puerta. Es útil si estamos probando movimientos específicos de la espalda baja.

● Si le faltan algunos de estos artículos, no se preocupe. No es necesario que corra a la tienda a comprarlos.

Si tiene alguna pregunta o inquietud, no dude en comunicarse con el departamento de fisioterapia del centro médico.
Fisioterapia en Brooklyn: (718) 858-7200, int. 2277
Fisioterapia en Queens: (718) 361-5100, int. 3570
Fisioterapia en Midtown: (212) 586-1550, int. 5358
Fisioterapia en Harlem: (212) 923-2525, int. 7267