Una pensión diferida es una condición otorgada a un miembro con las siguientes características:

  • Ha adquirido derechos.
  • Ha dejado el empleo pagado.
  • Pero aún no ha alcanzado una edad de jubilación elegible.

Un jubilado con pensión diferida debe esperar hasta haber reunido el requisito de edad para un retiro anticipado o una pensión regular (62 y 65 años de edad, respectivamente). En ese momento, recibirá la tasa de jubilación vigente desde el último día de su empleo pagado.

El jubilado con pensión diferida no tiene a su disposición otros beneficios de los fondos hoteleros, lo que incluye la cobertura de salud, porque ha abandonado la industria hotelera antes de la edad jubilatoria.

Un jubilado con pensión diferida tampoco es elegible para recibir la pensión por edad y años de servicio a los 55 años de edad porque debe haber alcanzado los 55 años antes del último día de empleo pagado para calificar para esta pensión.